Ruta de Chistau a San Juan de Plan: restaurantes donde comer

San Juan de Plan es un encantador pueblo en el Valle del río Cinqueta, rodeado de impresionantes montañas pirenaicas. Aquí, las costumbres arraigadas cobran vida, como los vibrantes carnavales y la celebración de la fiesta de la Falleta en honor a San Juan.

Al pasear por sus calles, te sumergirás en la auténtica arquitectura tradicional pirenaica, con sus robustos muros de piedra. Y también tejados de pizarra adornados con chimeneas troncocónicas. La iglesia parroquial, de estilo románico con ampliaciones del siglo XVI, es un punto de referencia histórico en el pueblo.

No te pierdas el Museo Etnológico. Ubicado en el antiguo edificio de la abadía, donde encontrarás una fascinante colección de objetos tradicionales que cuentan la historia y la cultura local.

Además de explorar San Juan de Plan, no olvides visitar las encantadoras localidades vecinas de Plan y Gistaín, que también tienen mucho que ofrecer. Desde aquí, podrás acceder fácilmente al Parque Natural Posets-Maladeta. Donde San Juan de Plan cuenta con un centro de interpretación que te sumergirá en la belleza natural de la zona.

Si buscas emociones fuertes, el río Cinqueta ofrece infinitas oportunidades para practicar deportes de aventura como piragüismo y barranquismo. Con su entorno impresionante y sus vibrantes tradiciones, San Juan de Plan es un destino que no te puedes perder en tus viajes por los Pirineos.

Ruta de Chistau a San Juan de Plan: restaurantes donde comer - Casa Albana

Comer en el Bal de Chistau

Aunque nos encanta explorar el valle con la mochila al hombro y un bocadillo en la mano. También nos gusta dedicar tiempo a disfrutar de la deliciosa gastronomía local. Y destacar en todos una limpieza excelente. Por eso, aquí te dejamos algunos de los restaurantes que más nos han conquistado.

Ruta de Chistau a San Juan de Plan: restaurantes donde comer - Casa Albana

La Capilleta

Desde su inauguración, este establecimiento se ha distinguido por su apuesta innovadora, ofreciendo un concepto exclusivo que cautiva a quienes lo visitan. Su terraza, restaurante y zona bistró se entrelazan para crear un ambiente encantador y sofisticado, donde cada detalle invita a explorar y disfrutar.

La Capilleta ha logrado fusionar con maestría el encanto provenzal con la esencia del Valle de Chistau, creando así un espacio que seduce los sentidos y transporta a los comensales a un rincón de elegancia en plena naturaleza pirenaica. Cada rincón está meticulosamente diseñado para ofrecer una experiencia única y memorable, donde la belleza del entorno se combina con el refinamiento de la gastronomía.

La propuesta culinaria, bajo la dirección del renombrado chef José Andrés, es el resultado de años de experiencia y dedicación a la excelencia gastronómica. Con una cuidadosa selección de platos elaborados con ingredientes locales de primera calidad, La Capilleta invita a sus visitantes a embarcarse en un viaje culinario lleno de sabores auténticos y exquisitos. Cada plato es una obra maestra de la cocina, presentada con elegancia y servida en un ambiente acogedor que invita a disfrutar y deleitarse. Descubre el encanto de La Capilleta y sumérgete en una experiencia gastronómica incomparable en el corazón del Pirineo Aragonés.

Ruta de Chistau a San Juan de Plan: restaurantes donde comer - Casa Albana

Casa Ruché

Especializados en productos locales cuidadosamente seleccionados y elaborados con maestría, en este restaurante se fusiona la tradición culinaria de la región con una pizca de innovación. Desde las verduras frescas de la huerta familiar hasta las exquisitas setas de temporada y el renombrado cordero chistabín, cada bocado es una celebración de los sabores del Pirineo.

La oferta gastronómica de Casa Ruché se distingue por la calidad y la variedad. Ofrecen dos menús diarios: el Menú Territorio, donde destacan los productos locales en platos gourmet, y el tradicional Menú del Día, repleto de opciones frescas y deliciosas a precios asequibles. Además, su carta presenta una selección de las mejores carnes de la zona, maridadas con una extensa variedad de vinos del Somontano para una experiencia gastronómica inigualable.

En sus salones, con capacidad para 30, 60 y 250 comensales, se celebran todo tipo de eventos para hacer de cada ocasión algo especial. Por otro lado, el acogedor bar es el punto de encuentro perfecto para lugareños y visitantes, donde se puede disfrutar de momentos de ocio y relax en un ambiente distendido. Desde la barra hasta la terraza, ofrecen una amplia selección de bebidas, acompañadas de deliciosas tapas, bocadillos y platos combinados.

Casa Ruché

Especializados en productos locales cuidadosamente seleccionados y elaborados con maestría, en este restaurante se fusiona la tradición culinaria de la región con una pizca de innovación. Desde las verduras frescas de la huerta familiar hasta las exquisitas setas de temporada y el renombrado cordero chistabín, cada bocado es una celebración de los sabores del Pirineo.

La oferta gastronómica de Casa Ruché se distingue por la calidad y la variedad. Ofrecen dos menús diarios: el Menú Territorio, donde destacan los productos locales en platos gourmet, y el tradicional Menú del Día, repleto de opciones frescas y deliciosas a precios asequibles. Además, su carta presenta una selección de las mejores carnes de la zona, maridadas con una extensa variedad de vinos del Somontano para una experiencia gastronómica inigualable.

En sus salones, con capacidad para 30, 60 y 250 comensales, se celebran todo tipo de eventos para hacer de cada ocasión algo especial. Por otro lado, el acogedor bar es el punto de encuentro perfecto para lugareños y visitantes, donde se puede disfrutar de momentos de ocio y relax en un ambiente distendido. Desde la barra hasta la terraza, ofrecen una amplia selección de bebidas, acompañadas de deliciosas tapas, bocadillos y platos combinados.

Disfruta de experiencias únicas en Casa Albana Gistaín

¡Nos encanta la comida del Pirineo! En Casa Albana somos auténticos apasionados de nuestra tierra y todo lo que la rodea. Cuando pensamos en el Pirineo, se nos iluminan los ojos y el estómago se nos pone a rugir. Ven a alojarte en Casa Albana Gistaín y descubre todo lo que el valle de Chistau tiene para ofrecerte.